fbpx

Consejos para tratar la hernia discal lumbar

Consejos para tratar la hernia discal lumbar

Consejos para tratar una hernia discal lumbar

La hernia discal lumbar es uno de los problemas de espalda cada vez más frecuentes. De hecho, la Hernia discal lumbar es una de las causas más comunes de los dolores en la zona de los lumbares.

La columna lumbar es sin duda la zona del raquis donde se acumulan mayor número de patologías. Es la zona sobre la que descansa mayor peso, del tronco y extremidades superiores y a diferencia de la columna dorsal presenta una gran movilidad.

¿Qué es la hernia discal?

La hernia discal es una patología de los discos invertebrales que se produce la parte central del disco comienza a perder parte de su contenido, que se desplaza a través de una fisura en la capa externa hacia la raíz nerviosa que rodea la espina dorsal. De hecho, la palabra «hernia» significa abultar o sobresalir.

Causas

La causa más habitual de la hernia disco lumbar es el envejecimiento de la columna. A medida que nos hacemos mayores, los huesos se van debilitando, perdiendo elasticidad y flexibilidad, generando desgaste. Los espacios entre las vértebras se reducen, y los discos se rasgan. A este proceso se le llama degeneración del disco.

Otras causas son:

  • Sufrir de sobrepeso;
  • Sufrir una caída;
  • Un accidente;
  • Cargar pesos inadecuadamente;
  • Realizar actividades repetitivas que fuerzan la columna;
  • Trabajar muchas horas enfrente de un ordenador;
  • Conducir durante muchas horas seguidas todos los días;
  • Estilo de vida sedentario;
  • Estar de sentado o de pie durante un tiempo muy prolongado;
  • Mal funcionamiento visceral;
  • Una mala alimentación.

En la mayoría de los casos, creemos que las hernias la producen los esfuerzos físicos. Sin embargo, este puede ser el último factor que ha colmado el vaso. Pues un ritmo de vida sedentario o un mal funcionamiento visceral suelen ir llenando el vaso poco a poco hasta que al hacer un mínimo esfuerzo este explota. Y como es habitual, echamos la culpa al último factor desencadenante.

¿Cuáles son sus factores de riesgo?

Sufren un mayor riesgo de padecer hernia del disco lumbar:

  • Los hombres.
  • Las personas de entre 30 y 50 años.
  • Aquellas personas que desempeñan trabajos o tareas que requieren levantamiento de objetos pesados o posturas asimétricas.
  • Las personas que padecen exposición repetida a vibraciones.
  • Las personas con sobrepeso u obesidad.
  • Las personas fumadoras.

¿Cuáles son los síntomas de una hernia discal?

Una hernia puede ser asintomática o puede causar dolor a consecuencia de la compresión ejercida sobre las raíces nerviosas, la médula espinal o la cauda equina.

¿Cómo llega el médico a un diagnóstico?

El diagnóstico se realiza mediante la realización de una adecuada historia clínica (entrevista con el paciente) y una exploración física, pudiendo determinar en muchos casos cual es el disco afectado.

Cómo actuar ante el dolor

La hernia lumbar produce un dolor severo y punzante que limita las actividades de la vida diaria. Por ello, te recomendamos seguir los siguientes consejos para aliviar tus síntomas antes de acudir a un centro de fisioterapia.

Consejos

Reposo. Disminuir la actividad diaria durante los primeros días, para ir retomándolo progresivamente dependiendo de la evolución de los síntomas. Es decir, en los primeros días intenta no doblar la espalda y no permanecer mucho tiempo sentado.

Calor/frío. Tanto el calor como el frío ofrece beneficios para las hernias lumbares. En caso de que tu dolor no cese con el paso del tiempo, la mejor opción será aplicar calor en la zona lumbar (20 minutos) para aumentar el flujo sanguíneo y mejorar la circulación.

Por el contrario, si tu dolor ha sido por un traumatismo o golpe, aplicaremos frío (15 minutos) en la zona afectada para disminuir la inflamación.

Ejercicios. Ejercicios de estiramiento y flexibilidad para ganar movilidad y disminuir la rigidez, con el fin de ganar autonomía en las actividades diarias.

Tratamiento de la hernia lumbar

La fisioterapia está evolucionando y cada vez más estudios afirman que la recuperación activa es la forma más eficaz para tratar esta lesión. Los ejercicios terapéuticos tienen que ser la base del tratamiento y la terapia manual un complemento para una mejor recuperación.

Recuerda es muy importante acudir siempre a un profesional de confianza para que te evalúe de manera individual y paute un tratamiento acorde a tus necesidades.

Nos encantará resolver tus dudas

Estamos especializados en mejorar tu salud.
CONTACTAR

Estamos especializado en mejorar la salud con fisioterapia personalizada y clases reducidas de hipopresivo y pilates.

Ayudamos a equilibrar la salud de jóvenes y adultos de la mano de los mejores profesionales con la mejor formación y la maquinaría de la más alta gama.

CONTACTO

  • Calle Duque de Fernán Núñez, 15, 14003 Córdoba
  • 656.693.141
  • Lunes a viernes 09H00-13H30 & 16H00-21H00
  • Email